Emociones

Usa la inteligencia emocional

La IE (Emotional Inteligence) es el manejo consciente de las emociones para evitar que el medio nos agreda, y convertir el esfuerzo personal en un acto de exitoso. La administración de las emociones se basa en un principio muy sencillo: el mundo está manejada por personas.

El hecho de que comprendamos que todo lo que nos rodea, en su gran mayoría, es el resultado de los actos y decisiones de personas, nos permite entender que en cada acto y decisión que nos afecta e involucra una gran “masa” de emociones y sentimientos, sin importar que,  a primera vista, lo humano no parezca relacionado en esos procesos.

De manera que la Inteligencia Emocional es una filosofía esencial tanto para los tiempos de felicidad como los de crisis.

No importa cuán fría y distante sea una decisión que se toma: todas ellas involucran emociones, y el rol que desempeñan en lo que decidimos, hacemos y dejamos de hacer es vital. Por ello, hay que dominarlas, entenderlas usarlas a nuestro favor, y del mismo modo, lograr que las emociones de las personas cuyas decisiones y actos nos afectan, también nos favorezcan.

¿Cómo se logra este aspecto vital? Dominando, ante todo, las propias emociones, y reconociendo las emociones de los demás.

En ese aspecto, un elemento para potenciar las buenas relaciones interpersonales es saber dominar y leer las las expresiones faciales. Nuestra capacidad para dominar lo que sentimos y cómo lo trasmitimos a través de nuestro rostro es tan importante como reconocer las emociones en otras personas.

Leer y dejarnos leer: he ahí la esencia de la IE. Con ella potenciamos los niveles de compasión y empatía, la materia prima para que las emociones jueguen a nuestro favor.