Tarot y Videncia

Tiradas del Tarot: Lectura Horizontal

reading the lines hand in a woman's hands on black backcground

Ante la pregunta de una lectora de este blog, repasamos nuevamente las técnicas de tirada y lectura del Tarot, y abordamos una de sus técnicas menos exploradas: la lectura horizontal.

Se llama Lectura Horizontal a los significados que las cartas adquieren, independientemente de su sentido particular, cuando se encuentran en una tirada y son acompañadas por otros arcanos. Es decir: la interrelación que establecen los Arcanos entre sí.

Se trata de un tipo de lectura que complementa los significados evidentes de una tirada, y resulta particularmente valiosa para dar mayor certidumbre al consultante, pues permite puntualizaciones importantes.

Como en todo lo que tiene que ver con el Tarot y su desciframiento, no hay una sola  forma de hacerlo ni una guía o consejo definitivo que nos diga cómo realizarla. Se trata, más bien, de señalar algunas características de los Arcanos que cada tarotista debe considerar al momento de hacer sus lecturas, pero depende de cada uno el cómo interpretarlos y sumarlos a la lectura tradicional.

Como ejemplo utilizaremos una tirada sencilla: la triada o tirada de las tres cartas, que nos sirve para conocer la circunstancia pasada, el momento presente y las previsiones del consultante.

Como ya hemos explicado, la primer carta representa el pasado y la tercera, el futuro. La carta central, el presente y la problemática actual del  consultante.

En este caso, hemos obtenido las siguientes cartas:

Tiradas Del Tarot La Lectura Horizontal 2

1. El Sumo Sacerdote

2. El Loco

3. La templanza

¿Cómo se lee esta tirada?

 

  • Eduardo

    Supongo que en la primera el Sumo Sacerdote indica que hay un pasado guiado por normas religiosas, una persona que tenía un vínculo espiritual muy dogmático, estandarizado; quizas incluso ni creía en Dios. Puede haber ahí una persona que sirvió de guía espiritual en el pasado.
    El Loco es la libertad absoluta, la búsqueda sin frenos; seguramente se soltó de este pasado signado por la guía de una persona o de las normas religiosas estandarizadas y decidió irse de viaje en lo referente al espíritu.
    La Templanza le indica que se tranquilice; o en tal caso, que pronto encontrará una estabilidad cierta y precisa, lejos de la fuerza descontrolada que hoy guía a esta persona.