Emociones

¿Tienes buena intuición?

intuicion

A menudo, para resolver muchos problemas en el ámbito social y en el laboral, no necesitamos tanto mucha información sobre un determinado asunto como intuición. Esta nos ayuda a comprender qué debemos hacer en cada momento y qué supondrá nuestra acción para los demás.

Tener más información sobre un determinado tema, según explica el profesor Gerd Gigerenzer, no conlleva que tomemos mejores decisiones. Podemos disponer de muchos datos sobre una empresa que nos ofrece trabajo, que más que estos, será nuestra intuición sobre ella lo que nos lleve a decidir de una manera, en muchas ocasiones, más acertada.

La ciencia más próxima y que más concuerda con la intuición es la heurística, que se define como la ciencia de carácter práctico para resolver problemas. y su método para solucionar la mayor parte de los problemas se basa en observar cómo otras personas lo hacen, con lo que se aleja de la ciencia totalmente racional, al igual que una gran cantidad de nuestras decisiones, basadas en observar a otros y no tanto en analizar la situación de manera racional.

Y es que hay decisiones en las que es mejor dejarse guiar por la intuición, aunque sin descartar problemas vitales en los que la racionalidad será buena consejera. Pero, en ocasiones, nuestro primer impulso sobre un problema o sobre determinada persona acaba por ser el correcto, pese que al principio nos puedan decir que estamos siendo demasiado impulsivos. Cierto es que nos podemos equivocar, pero, a veces, tener información no siempre es la solución a un problema, sino que actuar de forma sensata también puede estar ligado con nuestra intuición. Es natural que nos equivoquemos, pero, al fin y al cabo, también podríamos cometer equivocaciones meditando cada decisión durante días.