Interpretación de los sueños

Técnica para recordar los sueños

soñar

En culturas como la nuestra no se valora tanto los sueños y lo que significan como en otras, en las que se suelen realizar distintas técnicas si no se consiguen recordar y los ciclos de sueño respetan mucho más, ya que los sueños tienen lugar al final de estos ciclos.

Para poder recordar, día a día, lo que soñamos, lo primero y lo más importante que debemos hacer es, nada más despertarnos y antes de levantarnos de la propia cama, preguntarnos a nosotros mismos con qué estábamos soñando. Para hacer esto debemos estar relajados, con los ojos cerrados y en una postura cómoda. Si acabamos de empezar con la técnica y antes no solíamos recordar nuestros sueños, quizás resulte bastante complicado recordarlos y comenzarán a aparecernos imágenes no demasiado níticas; esto irá mejorando con la práctica.

Un consejo para que por la mañana logremos recordar el mayor número de datos posibles sobre nuestro sueño es acostarnos con la cabeza despejada, sin muchas preocupaciones en las que pensar durante la noche, así favoreceremos que la memoria pueda trabajar y concentrarse en nuestro sueño. También puede llevarse un diario de sueños con todos los datos que se recuerden, pero deberá hacerse por la mañana, nada más despertarnos para que nuestra memoria sobre los sueños esté despejada.

Si nos creamos una rutina de horarios en los que irnos a dormir y levantarnos, será más fácil recordar los sueños. Deberemos tener unos horarios parecidos día a día, esto ayudará a la memoria. Aunque recordar plenamente los sueños es una técnica costosa y que mnos puede durar más tiempo del que pensamos, pòco a poco iremos recordando más detalles sobre ellos, hasta que llegue un punto en el que, al levantarnos, recordemos casi totalmente lo soñado la noche anterior.