Tarot y Videncia

Tarot para principiantes: Cómo leer el Tarot

tarot-para-principiantes-camo-leer-el-tarot-iii

El Tarot es un proceso intuitivo. Es decir: tiene más importancia tu capacidad de empatía con el consultante que las cartas utilizadas, el lugar donde se realiza la lectura o cualquier hálito sobrenatural.

1. ¿Qué necesito?
Las cartas son una herramienta: a través de ellas, se establece contacto con las zonas más íntimas y más energéticas de una persona. Esas fuerzas guían al consultante hacia uno u otro acto, y hacia este o hacia ese otro destino, en uno curso de acción, con dirección a un Destino determinado.

Las cartas sirven para dibujar un mapa vital. Uno doble, en el que el consultante verá dos o más de sus posibles futuros, y elegirá qué hacer o qué no hacer según sus deseos y fe en lo que las cartas han señalado.

De manera que las cartas no son importantes, fuera de su función como pretexto y puente. Cualquier mazo nos servirá. Cualquier sitio es conveniente para hacer una lectura. Todo lo que necesitamos es eso: un juego de cartas y un lugar. Y, claro, una pregunta.

2. Cómo interpretar los Arcanos Mayores
Hay dos tipos de cartas en el Tarot: los Arcanos Mayores y los arcanos menores.

Los Arcanos Mayores son las cartas numeradas del 1 al 21, más el Loco (que a veces es el Cero), y los Arcanos menores son las cartas de los cuatro palos: Oros, Bastos, Espadas y Copas.

Cómo se interpretan los Arcanos Mayores
Hay dos caminos. Uno es estudiar atentamente el sentido de las cartas, y basar la interpretación de las tiradas en el conocimiento que nos legan manuales de conocimientos antiguos, elaborados por estudiosos de las tradiciones herméticas e iniciaticas, y que desarrollan una hermenéuticas de los iconos que representan a cada una de las potestades que el Tarot invoca.

A manera de resumen, podemos establecer estos significados para los Arcanos Mayores:

I. El Mago — La Voluntad.
II. La Sacerdotisa — El conocimiento como guía
III. La Emperatriz — La acción y el poder de decisión
IV. El Emperador — Las tareas por realizar
V. El Hierofante — La espiritualidad
VI. Los Amantes — La dualidad del ser
VIl. El Carro — La lucha entre lo cierto y lo falso
VIII. La Justicia — El equilibrio exacto
IX. El Ermitaño — Lo prudente
X. La rueda de la Fortuna — El azar y sus designios
XI. La Fuerza — La Fortaleza interior
XII. El Colgado — El Sacrificio
XIII. La Muerte — La evolución
XIV. La Templanza — La paciencia infinita de la vida
XV. El Diablo — La astucia en nuestra contra
XVI. La Torre — La Ruina
XVII. La Estrella — La fuerza femenina
XVIII. La Luna — Los ciclos naturales
XIX. El Sol— La fuerza masculina
XX. El Juicio — Lo que cada uno merece
XXI. El Mundo — El descubrimiento que de nosotros hacen
0. El Loco — El viaje y la búsqueda

Un segundo camino es dejar que los Arcanos Mayores nos definan su significado mediante su manipulación. No hay un solo sentido para las cartas. Podemos decir que hay uno por cada tarotista.

3. Cómo interpretar a los arcanos menores
Los arcanos menores son aquellas cartas con la que estamos familiarizados, y que componen un mazo de naipes normal: los oros, los bastos, las copas y las espadas. Cada palo se compone de 12 cartas numeradas y 4 cartas de la corte: Caballero, Princesa, Reyna y Rey.

Estas cartas hablan acerca de valores que se trasmiten, se ganan o se pierden, y abarcan desde lo espiritual hasta lo material.

Un guía muy elemental de significados sería la siguiente:

Oros: Lo que nos hace valiosos como personas
Bastos: La experiencia personal y el don de enseñar
Copas: La sexualidad y el amor
Espadas: Ganancias y perdidas materiales

Cada una de las cartas, según su numeración y el palo al que pertenece tiene un significado distinto, pero podemos establecer una base de signidicados sobre los valores numéricos:

Número par: situación de equilibrio, ganancia y ventura
8 de copas: ganancias en el futuro

Número impar: ruptura, pérdida y caos
3 de espadas: quiebra inminente

Los personajes de la Corte, en cada palo, tienen un significado distinto.

4. Cómo interpretar a sotas y caballeros
Las cartas de la corte (Princesas o Pajes o Sotas, Caballeros, Reyes y Reynas) son cartas que representan a personas relacionadas con el consultante, y que tendrán una influencia decisiva en su presente y futuro, en relación con valores que son importantes para él, y que modificarán para bien o para mal su suerte en el amor, la riqueza, el conocimiento y la propia valía.

Para comprender el sentido de estas cartas, hay que reconocer sus características generales, independientemente del palo al que pertenecen.

Princesas Sotas o Pajes
Representan a personas jóvenes o carentes de experiencia, y pueden indicar la cercanía de alguien que dará un toque de frescura o cuya inexperiencia debe alertarnos

Sota de Oros: Alguien a quien auxiliaremos
Sota de Copas: Un hijo o un familiar que nos llena de dicha
Sota de Espadas: Un inexperto en el juego o los negocios que nos dará problemas
Sota de Bastos: Un persona joven que nos decepcionará

Caballeros
Hombres jóvenes (20 a 45 años) de valiosa intervención: auxilian, resuelven, alivian, prestan salvan…

Caballero de Oros: Un consejero que debe ser escuchado
Caballero de Copas: Un pretendiente amoroso
Caballero de Espadas: Un profesional que nos sanará
Caballero de Bastos: Alguien que intercederá efectivamente en nuestro favor

5. Cómo interpretar a Reinas y Reyes.

Reinas
Representan a mujeres maduras, experimentadas y con autoridad (madres, jefas, compañeras de trabajo…). Su presencia siempre marcará un periodo de expansión, fertilidad y crecimiento; asociaciones productivas o relaciones venturosas

Reina de Oros: La aprobación y ayuda de una figura materna
Reinas de Copas: Relación con una mujer mayor
Reinas de espadas: La lucha tendrá a una mujer cercana como aliada
Reina de Bastos: Matrimonio o herencia

Reyes
Son, al mismo tiempo, representaciones de hombres maduros y poderosos con influencia sobre el consultante, pero también la expresión de periodos de equilibrio, paz social y crecimiento sostenido. Son el reflejo de alguien que ha crecido hasta consolidarse como hombre y como figura de autoridad y referencia.

Rey de Oros: Un maestro que debemos seguir
Rey de Copas: Alguien en quien depositar confesiones y secretos
Rey de Espadas: Un árbitro que traerá la paz y nuestra calma
Rey de Bastos: Ascensos y ganancias profesionales

6. Los preparativos de una lectura
La lectura del Tarot nace de una necesidad y del encuentro de alguien que necesita una respuesta con alguien que puede darla a través del Tarot. Nunca se ofrece como un servicio profesional ni como un pasatiempo. La regla fundamental es: Hay que tomar en serio al Tarot.

Es esencial que antes de la lectura, el tarotista esté familiarizado con las cartas y sus sentidos (sean los que dicta el canon o los que él mismo ha definido para cada carta). El mazo, aunque no precisa ser de una marca o un Tarot en particular (Marsella, Dali, Egipcio, etc.), si debe de estar envuelto en una lienzo o un pañuelo, y con los Arcanos Mayores separados de los arcanos menores.

No es necesaria ninguna ubicación especial para realizar la lectura, pero conviene que se trate de un lugar tranquilo y discreto.

Las cartas sólo serán tocadas por el tarotista al llegar. A partir del inicio de la lectura, es vital que la mayoría de las veces el consultante sea quien toque las cartas, para impregnarlas de sí.