Emociones

Ser realista es el camino a la mediocridad

Realistic lamps on black

Seguramente en tu camino a la autorrealización, cuando has hablado de tus metas y sueños, seguramente te habrás dado de frente con una frase: “Hay que ser realista”. Quien no dice esto espera ponernos en nuestro lugar, que nos aspiremos a más de lo que cree que podemos hacer, que no nos salgamos de la caja, que no atentemos contra el buen orden de las cosas.

Hay que ser realistas… ¿Tienen razón?

Cuando se nos pide que seamos realistas, se nos pide que nos acojamos a la ley del mínimo esfuerzo: que no opongamos resistencia, sino que vayamos con la corriente. “No abandones tu zona de confort”, se nos exige, pues los riesgos pueden llevarnos a una gran decepción.

Con esto, ser realista nos sume en la mediocridad, en el conformismo de ser quien somos, y no lo que aspiramos a ser.

Hay que ser claros: toda ambición lleva implícita su dosis de irrealidad, de sueño, de atrevimiento, pues siempre se ambiciona a crear, a formas cosas que no existen: empresas, negocios, productos, obras, hogares… Todo lo que ambicionamos sólo existe en la imaginación. Es nuestro trabajo que exista como realidad. En nuestro trabajo hacer de la ambición, productividad.

¿Cómo lograr hacer las cosas? En todo esfuerzo que valga la pena hay necesariamente una dosis de riesgo, de posibilidad de fallo, y habrá pérdidas, sin duda (de dinero, de esfuerzo, de amigos, de comodidades), pero no hay otra manera de que la ambición nos sirva… que ser totalmente “irrealista”.

Recuerda: si quieres rendirte, no lo hagas.

 

  • Pingback: Horóscopo lunes 31 de diciembre | Blog Horóscopos

  • Pingback: Horóscopo semanal del 31 de diciembre al 6 de enero | Blog Horóscopos

  • Pingback: La compatibilidad de Tauro con Piscis | Blog Horóscopos