Emociones

Sencillos trucos para relajarte

relajacion

El ritmo de vida diario que solemos llevar está plagado de estrés debido a la velocidad a la que transcurre todo: corremos para coger el autobús, apenas pasamos tiempo en casa… Por eso debemos relajarnos de la mejor manera posible con unos sencillos consejos.

Dejando a un lado las técnicas de relajación más costosas, lo cierto es que podemos ayudar a frenar ese ritmo de vida tan acelerado con pequeños consejos que apenas requieren esfuerzo ni tiempo. Los puedes compaginar con las técnicas de relajación para un mayor resultado, pero no es, de ningún modo, necesario.

Antes de irte a la cama, especialmente las veces en las que ese estrés que has vivido durante el día se materialice en cansancio físico, mete los pies en agua caliente. Teniéndolos así un rato, además de quitar el dolor físico, te relajará gracias al poder que tiene el agua caliente.

Intenta no realizar, siempre que estés en casa, varias tareas a la vez, ya que esto no ayudará a que el estrés se vaya, sino que te provocará más. A veces no queda otro remedio, si queremos aprovechar el tiempo, que llevar a cabo dos tareas simultáneamente, pero evita hacerlo en la medida de lo posible.

Por último te ofrecemos un consejo que también te podrán dar si realizar ejercicios sobre relajación o si lees manuales del tema: Realiza, despierto, un viaje astral en el que puedas visualizarte a ti mismo sonriendo, disfrutando de buenos momentos sin ningún tipo de agobio y, en definitiva, siendo feliz. De esta manera, los pensamientos se quedarán en tu cabeza y los usarás en aquellos momentos en los que te sientas mal o el estado en el que te encuentres sea el opuesto a la relajación. Con estos pequeños consejos lograrás una vida más confortable y alejada de los momentos de estrés que se viven a diario.