Emociones

Razones para no intentar ser feliz: La Creatividad

La felicidad, como el conformismo, es aburrida, pues carece de retos creativos.

La gente genuinamente feliz no es impulsiva, no toma vuelos de última ni se interesa en cosas más allá de su zona de confort y de la que considera su influencia. La gente infeliz se cuestiona, tiene preguntas todo el tiempo, e intenta responderlas, pero bien a sabiendas de que nunca hay una respuesta satisfactoria. La infelicidad celebra la duda, la búsqueda…

La frase más recurrente de la gente feliz suele ser: No preguntes porqué.

Precisamente de la duda, de las preguntas, nace la creatividad: nuestra capacidad para ir más allá de lo evidente, y encontrar nuevas respuestas para las viejas preguntas.

La felicidad (ese conformismo que hacemos pasar por ella) nos inmoviliza, nos devuelve al silencio y a la mediocridad.

La insatisfacción, tan contraria a la felicidad, es la base del conocimiento. Sólo quien se pregunta y sale de su nicho, crea su verdad.

Fuente | Penelope Trunk

Imagen | Consultoria Artesana