Emociones

Razones para no intentar ser feliz: la angustia intelectual y la confusión son útiles

Una de los mandatos más comunes para ser feliz es tener una mente positiva. ¿Qué entendemos como una mente positiva? Aquella que sólo gasta su tiempo en pensamientos positivos. En buena medida, ese ejercicio consiste en no pensar en nada malo, en evitar los pensamientos negativos.

¿A qué llamamos pensamientos negativos? A esas reflexiones que nos llevan a la angustia intelectual, la duda, la incertidumbre… Esos pensamientos que nos dicen, a las claras, que el mundo no es nuestra zona de confort.

El punto es que los pensamientos negativos tienen razón. Y esa verdad es lo que los hace el principal motor de la existencia.

Toda duda, merece respuesta. Y no tenemos otros remedio que buscarla: las dudas rara vez nos llevan a respuestas absolutas. Las más de las veces, nos llevan a revelaciones, y éstas a otras dudas…

La felicidad, nos han enseñado, consiste en evadir esas cuestiones, y aceptar la vida cómo es. Sin importar el precio que se pague por ello.

Fuente | Penelope Trunk

imagen | Solo Ciencia

  • As

    En ISARA te ofrecemos todo tipo de terapias alternativas y sus profesionales a tu servicio. ISARA