Tarot y Videncia

¿Qué son los Arcanos Menores?

El nombre es engañoso, pues no se trata de que los Arcanos6a00d83454871269e200e54f147a918833 800wi. Menores pertenezcan a una jerarquía menor que los Arcanos Mayores.

Mundo material y mundo espiritual se complementan mutuamente, y no hay mayor valía en el uno sin en el otro. La eternidad no es nada sin lo cotidiano, y lo abstracto sólo se mide reflejado en lo concreto y simple.

Los Arcanos Menores son representaciones de lo material y lo cercano, del medio que rodea al consultante. Pueden referirse a acciones, actitudes, personas concretas o hábitos. Son todo lo que podemos modificar para cambiar nuestro devenir.

Si los Arcanos Mayores reflejan las potestades que nos influyen o a las que dejamos que nos gobiernen, los Arcanos Menores representan todo aquello que podemos y debemos cambiar dentro y fuera de nuestras vidas para conseguir la felicidad.

En las versiones más modernas del Tarot está capacidad de metamorfosis y cambio de los Arcanos Menores se refleja en la iconografía elegida para representarlos. Por ejemplo: la Princesa de Copas, que representa La Satisfacción, es la imagen de un un andrógino que cubre su copa, negándose a beber un sorbo más.

Estas representaciones visuales sólo hacen evidente el sentido verdadero de los cuatro palos que integran a los Arcanos Menores (copa, bastos, espadas y oros): la representación alegórica de los elementos aristotélicos: agua (copa), fuego (basto), aire (espada) y tierra (oro). Los cuatro elementos con los que, se creía en la antigua Grecia, estaba formaba toda la materia del Universo.
Se decía que la materia se formaba por la unión de los elementos básicos que actuaban “en justicia”, es decir: en la medida justa para reestablecer el equilibrio universal.

El agua se suma al fuego, el aire a la tierra, y unos a otros para formar cuerpos estables. Una estabilidad, o equilibrio, que siglos después fue la razón de ser de la alquimia (el andrógino y el Huevo Filosofal eran intentos de conseguir seres perfectos, sin carencias físicas o espirituales).

Un equilibrio que los Arcanos Menores nos guían a conseguir en la vida cotidiana.