Tarot y Videncia

¿Qué significa soñar con El Diablo?

devil pointing illustration

 

Los Arcanos son figuras que tienen una fuerte presencia en nuestras vidas, y no siempre es sencillo comprender aquello que intentan decirnos. Los Arcanos Mayores usan diversas vías para hablar con nosotros y aconsejarnos. Una de esas vías es el Tarot. La otra, que usan con denuedo, son los sueños.

Uno de los Arcanos que tiene mayor presencia en los sueños es el Arcano XV: El Diablo, que a pesar de que podría parecer que es muy obvio en sus sentidos, tiene más para decirnos que la simple investidura de su maldad.

El Diablo cuando se parece en sueño no siempre es la encarnación del mal y de la negatividad que se impone en nuestras vidas.

El Diablo como se representa en el Tarot de Dali es una figura de la libertad: la libertad de elección, y la levedad de ser dueño del propio destino.

El Diablo es el consejero interior que siempre nos hará ver por la alternativa que nos guía a sernos fieles a nosotros mismos. No a Dios, no a la vida: a quienes somos y serenos.

Cuando se aparece en sueños, pues, el Diablo no llama a la desobediencia de las reglas sociales, de los convenios, del amor… y nos demanda que hagamos aquello que nos exhiba como personas dueñas de sí mismas, como señores de nuestras elecciones.

Si el Diablo se aparece en nuestros sueños hay que escucharlo: aunque suya es la voz del egoísmo, también suya es la voz de lo que no conviene en grado extremo.

Suele aparecer en vísperas de una toma de decisiones: nos dice que las opciones que se presentan ante nosotros no son atractivas, y que debemos buscar esa tercerA alternativa que nos reconcilie con nuestros deseos y conveniencias.

El Diablo es un excelente consejero a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo: nos mueve a elegir la vida por encima del trabajo.