Interpretación de los sueños

Qué significa soñar con caballos

Horse and Field

Los caballos son una figura tan cercana a los sueños que la idea inglesa de la pesadilla es la “night mare” (la yegua de la noche). Los caballos tienen diversos sentidos en los sueños, y dependiendo de la forma en que aparecen en nuestras ensoñaciones, son un mensaje, una alerta, una premonición.

Estos son algunos de los significados que tienen los caballos en sueños.

Según su color. Los caballos negros significan delaciones en la obtención de lo que se desea. El gris, es una señal de dificultades. El marrón, la necesidad de ordenar los procesos mentales. El blanco, la inminencia de aventuras amorosas.

Una horda de caballos salvajes. Se trata de un deseo contenido que tenemos de romper las ataduras y ser más libres en los ambientes profesionales.

Montar un caballo blanco. Se nos señala que hemos de conseguir prosperidad en las empresas iniciadas, y que hemos de triunfar en los negocios que se nos encomienden. Como los aprendizajes que necesita un nuevo papá.

Montar un caballo negro. Se podrán sortear los problemas que se nos oponen. Si se tiene una persona querida que padece alguna enfermedad, se nos anuncia que va a sortear sus problemas de salud.

Montar una yegua. Hay que tener cuidado con las relaciones cercanas, pues la traición puede hallarse a la vuelta de la esquina. En esos casos, conviene saber cómo crear una barrera mágica.

Caballos que se alejan. Viene un tiempo de tranquilidad, lejos de los problemas que no han aquejado en tiempos recientes.

Caballos de los que se pierde el control. Debido a la apatía o la incompetencia de otros, vamos a perder un logro que nos ha costado mucho trabajo.