Ciencias ocultas

¿Qué provoca la parálisis del sueño?

Depositphotos_22187505_xs

¿Te ha ocurrido que despiertas y no te puedes mover? ¿Qué todo tu cuerpo deja de responder y escuches al mismo tiempo sonidos inquietantes y sensaciones sobre tu cuerpo mientras tienes los ojos abiertos y estás totalmente paralizado? Este fenómeno se conoce como parálisis del sueño.

La parálisis del sueño ha recibido diversas explicaciones a lo largo del tiempo. Algunas culturas creen que se trata de presencias iracundas que nos agreden; otras, que se trata de fantasmas; algunos creen que en ese trance entramos a otras dimensiones y que la incapacidad de moverse se debe a que estamos en un sitio donde no aplican nuestras leyes físicas…

A pesar de esas creencias y de lo que muchas personas han experimentado durante es estado, hay una explicación científica para esta condición.

La ciencia médica asegura que la parálisis del sueño es algo totalmente normal, y que se produce en lo que se conoce como el estado “crepuscular” del cuerpo: en el instante justo antes de dormir o de despertar. En ambos casos, el cuerpo está preparado para descansar y las funciones motoras se ralentizan: el cerebro ha enviado al cuerpo instrucciones para suspender cualquier movimiento. De otra manera, podríamos hacernos daño con ademanes o gestos mientras soñamos. Debido a ello, la inmovilidad momentánea tiene lugar en este periodo crepuscular. Se ha ligado al estrés con estos episodios.

La parálisis del sueño puede venir acompañada de alucinaciones de todo tipo: visuales, auditivas y táctiles. De ahí que quien la padece “sienta” que la agreden, le hablan o la tocan. Estas alucinaciones reciben el nombre de alucinaciones hipnagógicas (cuando se producen antes de dormir) y hipnopómpicas (cuando llegan antes de despertar).

La explicación científica, sin embargo (y bien lo sabe quien ha pasado por un episodio de parálisis del sueño) no le quita lo aterrador a este trance.