Emociones

¿Qué es la inteligencia emocional?

inteligencia

A menudo hablamos sobre la inteligencia emocional como si se tratase de una cualidad con las mismas características que cualquier tipo de inteligencia; pero nada más lejos,  ya que la inteligencia presenta unas características diferentes a la inteligencia emocional.

Se podría definir la inteligencia emocional como una cualidad de la que disponen algunas personas y que se basa en la capacidad para gestionar las emociones propias y entender las de los demás. La personas con una gran inteligencia emocional podrán ponerse en el lugar de los demás para entender lo que sienten y piensan continuamente.

Los grandes impulsos, el poco manejo de las situaciones con estrés o que se salgan de lo normal o el no saber pensar antes de actuar, pensando poco o nada en lo que se va a hacer, son signos de mala o de poca inteligencia emocional. Alguien con un gran coeficiente intelectual puede disponer de muy poca, ya que, a menudo, la capacidad para entender emociones ajenas, e incluso las propias, es reducida.

Como decimos, en muchas ocasiones la gente muy inteligente no sabe llevar a buen puerto las relaciones con los demás, ya que carecen de empatía y de saber manejar situaciones incómodas con otras personas. Sin embargo, alguien inteligente emocionalmente evitará estas situaciones incómodas y poseerá una gran empatía que le permita conectar a la perfección con las emociones de los demás.

Por tanto, si sabemos controlar nuestras emociones y llevamos unas buenas relaciones con los demás, basadas en el entendimiento y en no realizar acciones que no queríamos que nos hicieran a nosotros, llevaremos a una vida basada en la felicidad y en ser consciente de uno mismo en todos loas aspectos. La inteligencia emocional, por tanto, viene a ser sinónimo de felicidad y de un dominio que nos llevará a una mejor consecución de objetivos personales.