Ciencias ocultas

¿Pueden cambiar las personas?

cambiar a una persona

Cuando a la gente se le plantea la posibilidad de cambiar su actitud siempre suelen responder con un ‘no’ rotundo. No obstante, en mayor o menor medida todo el mundo va modificando su comportamiento a medida que pasan los niños y se suceden los acontecimientos. 

Las personas suelen cambiar cuando no les queda más remedio. Tienen que adaptarse a los acontecimientos, muchos de ellos inesperados. La actual crisis o un accidente de tráfico, pueden hacerte ver la vida de otra manera. También hay épocas en la vida de una persona que son propicias para estos cambios, como suelen ser la adolescencia, al cumplir los 40 años o alcanzar la jubilación. Son momentos importantes que exigen que te replantees las cosas.

Por lo general intentamos evitar los cambios, sobre todo cuando son varios al mismo tiempo. Lo más agradable es hacerlo con lentitud, poco a poco, comprobando que algunas personas son receptivas al cambio. En ocasiones es posible que llegues a dar un giro radical cambiando de trabajo, rompiendo una relación y mudándote de casa.

Lo más normal en todo esto es que nuestros valores se mantengan. Como mucho se suelen moldear. Posiblemente tengamos ocultos ciertos comportamientos que con la edad pueden aparecer o apagarse.

Los cambios en una persona se producen por evolución. Todo el mundo lucha a diario por conseguir sus objetivos, por eso nos movemos por compromiso y motivación. Pese a todo esto debemos de aceptarnos tal y como somos. Nadie es perfecto. Existen rasgos de nuestra personalidad que pueden ser mejorables desde nuestro punto de vista, pero esto no debe de ser un problema, sino un reto para mejorar a diario.

Las personas que están a nuestro alrededor son las que mejor nos conocen y nos deben de ayudar a identificar esos rasgos que pueden ser negativos. Cualquier cambio requiere de tiempo y de un esfuerzo.