Ciencias ocultas

Primeros pasos para leer la mano

mano

Si queremos practicar el arte de leer la mano o de la quiromancia y partimos de cero, primero debemos adentrarnos en las diferentes formas en las que se puede leer la mano y los primeros pasos y consejos que debemos tener en cuenta para introducirnos en este mundo.

En primer lugar deberemos ser conscientes de lo que significan las manos dentro del cuerpo humano; y es que las manos son portadoras de energía. Gran parte de la energía de la que disponemos, según nuestro modo de ser y características, se concentra en la mano, y al darla transmitimos (y nos trasmiten) mucha energía. Pero también es un elemento estético que muchas personas tienen en cuenta y que se pueden sentir atraídos por ellas.

Antes de adentrarnos en la clásica lectura de la mano como es la de las líneas que esta contiene, debemos fijarnos en algo mucho más fácil: en las características que podemos observar a simple vista y que también nos aportarán datos de las personas, como son el tamaño, la anchura de los dedos… Si los dedos de la persona terminan en punta significará que suministra bien su energía, especialmente si estos dedos son, además, largos, en cuyo caso esta persona será alguien en quien confiar.

En general, no se tiene una buena impresión de las manos pequeñas ya que no transmiten bien la energía, aunque esto cambia si sus dedos son alargados. Por último, debemos fijarnos en el Monte de Venus, cuyo tamaño normal será lo mejor. Al significar el amor, si se tiene un monte de venus pequeño significará desinterés en las relaciones amorosas, mientras que un monte de venus que sobresalga en exceso podremos interpretarlo como una lujuria e incluso promiscuidad, por lo que lo ideal se encuentra en el punto medio.