Emociones

¿Por qué se producen los complejos?

El origen de los complejos

Resulta algo obvio afirmas que todos, aunque nos mostremos muy seguros de nosotros mismos, tenemos complejos. Podemos aprender a vivir con estos y que no nos afecten o llevarlos más allá y estar acomplejados, algo que deberíamos evitar. ¿Pero por qué se producen los complejos? ¿Qué los genera?

Seguro que, si sufres algún complejo que te atormenta, te han dicho que te olvides de ello y que estés más seguro de ti. Como sabrás, esto no es tan fácil, y si estamos de verdad acomplejados se puede convertir en un trauma que nos puede llevar a tener sentimientos muy malos respecto a nosotros mismos, a ocultar una parte de nuestro cuerpo, etc.

Y es que estos complejos con lo que todos vivimos se originan, generalmente, durante la infancia. Mucha gente, aunque de pequeños tengan algo de lo que acomplejarse, lo superan, de modo que llegan a la madurez sin traumas. El problema viene cuando no lo dejamos atrás y seguimos nuestra vida con estos.

Muchos nos los creamos nosotros mismos, es decir, provienen de nuestra propia mente. Incluso en muchas ocasiones ni siquiera se manifiesta mínimamente en la realidad, sino que es algo totalmente inventado. Otras veces podemos haber sufrido algún tipo de insulto por algún defecto físico que tengamos; en ese caso es más difícil olvidarse de ello y conseguir seguridad en nosotros mismos, sobre todo si nosotros mismos nos seguimos viendo ese defecto físico. En otras ocasiones estos complejos vienen de choques emocionales que podamos haber tenido y que nos han dejado marcados y, finalmente, estar acomplejado con algo puede provenir también de deseos de nuestra vida que no han quedado satisfechos, de modo que esto ha mermado nuestra autoestima y nos ha generado algún tipo de complejo.