Ciencias ocultas

¿Por qué da mala suerte el número 13?

suerte

Todo el mundo intenta esquivar en su vida el número 13, pero ¿por qué da mala suerte? En muchos lugares del planeta es sinónimo de desgracia, hasta el punto de que se evita con frecuencia y se generan situaciones muy curiosas en torno a él.

Es muy común en España y América Latina que se recomiende no casarse ni embarcarse en martes y 13, mientras que en los países anglosajones existe más pánico hacia los viernes 13. ¿Cuál es la principal teoría sobre la que gira la mala suerte de este número? La más extendida tiene su origen en el cristianismo, en la famosa última Cena de Jesucristo.

En aquella velada estuvieron presentes trece comensales, siendo el último de ellos Judas. El problema es que existe constancia de que esta superstición ya existía con anterioridad, por lo que esta explicación religiosa queda en entredicho.

Algunos expertos en el arte de los números resaltan que el verdadero número de la mala suerte es el 4, que podría deberse a la suma de los dígitos del 13, el 1 y el 3. Existe otra teoría a tener en cuenta que procede de la mitología nórdica. Se trata del fallecimiento de Baldo, dios de la luz, a manos de su hermano gemelo Herder, dios de la oscuridad. Todo ello fue producto de las acciones del dios Locki, que acudió al lugar de juego de los doce dioses, siendo él el número 13.

La superstición del número 13 provoca infinidad de anécdotas, unas más creíbles que otras. Por ejemplo, en muchos hoteles y edificios no existe la planta 13; en algunas ciudades no hay lineas de autobús con este número; en el tarot significa la muerte y el versículo 13 del libro del Apocalipsis está dedicado al Anticristo. Sin embargo, hay que decir que para los mayas era un número sagrado. Al final todo dependerá del grado de superstición.