Rituales y Hechizos

Pero ¿qué es un hechizo?

hechizos

¿Qué es un hechizo? Me gustaría hacer una pequeña parada y ver un poco de donde vienen estas prácticas mágicas y si, en general, siguen algún tipo de estructura común.

Para empezar: la finalidad de un hechizo es siempre modificar de alguna manera la realidad empleando métodos sobrenaturales y para conseguir este resultado se emplean conjuros. Estos conjuros (fórmulas mágicas) pueden ser de carácter ritual o litúrgico. Un ejemplo de conjuro, utilizado en la literatura, es la varita mágica o la palabra “abrakadabra”.  Si el objetivo del hechizo es un objeto o influir en la voluntad de una persona lo llamaremos bendición (si está hecho con buena voluntad) o lo llamaremos maldición y encantamiento (si es con mala voluntad). Y si el objetivo fuera la adivinación del futuro, emplearíamos la palabra sortilegio. También dependiendo de si el objetivo del hechizo es malo o inmoral o no, hablamos de magia negra y magia blanca.

El hechizo nace en los tiempos del Neolítico y desde entonces se ha venido practicando, muchas veces de forma clandestina. Pensemos en la época de la Edad Media, cuando se asoció a las prácticas de brujería (sobre todo en las zonas donde predominaba el Cristianismo). Actualmente, por supuesto con la libertad de creencias en las leyes democráticas, se pueden practicar hechizos, aunque la ley persigue las estafas, pues todos sabemos que siempre hay mala gente que busca aprovecharse de la credulidad de las personas.

Y ahora veamos cuál es la estructura que suelen mantener los hechizos, son seis pasos a seguir:

  1. Preparación de los materiales, del lugar y si hay que hacer alguna oración, etc.
  2. Apertura del ritual creando un entorno mágico
  3. Invocación a las fuerzas sobrenaturales
  4. Ejecución, que es el núcleo del hechizo
  5. Sacrificio u ofrecimiento de una ofrenda a estas fuerzas sobrenaturales.
  6. Cierre para acabar el hechizo y el ambiente mágico que se  había creado con la apertura.

Como veis, hay una cierta similitud entre la estructura de los hechizos y las liturgias de alguna religión, por ejemplo la misa cristiana ¿os habíais fijado?

Y claro está que la mayoría de rituales y hechizos basan su objetivo en función de esta máxima, que sigue perdurando a través de los tiempos: ¡salud, dinero y amor!