Ciencias ocultas

Para qué utilizar los inciensos

incienso

El incienso es un material que se ha utilizado desde la Antigua Grecia y otras civilizaciones hasta ahora con la intención de limpiar el ambiente donde se queman y liberarlo de negatividad y malos influjos que pueden cargarlo.

Compuesto de esencias vegetales, el incienso es usado en numerosas situaciones, no solo para liberar la negatividad o los ambientes cargados, sino que se usa incluso para dar un buen olor de manera totalmente natural a cualquier habitación. El olor que el incienso deja en la estancia influye en las emociones de la gente que lo huele y cambia sus vibraciones. Además de crear un optimismo, relaja en gran medida los ánimos y aleja los posibles sentimientos negativos que pueda haber.

Pero dependiendo del material del que esté compuesto el incienso, este provocará que ciertos sentimientos o propiedades se aprecien más. Así, por ejemplo, quemaremos incienso de aloe vera si lo que queremos son influencias positivas en el ambiente o ambar si buscamos atraer cierta armonía o la salud para nosotros y nuestros familiares.

Si lo que queremos es tener suerte en el juego, lo más adecuado sería quemar un incienso compuesto de azahar, mientras que si nuestro objetivo es atraer el amor o bien proteger a nuestro ya conseguido amor, deberemos optar por el incienso de almizcle. Otro de los compotentes que atrae el amor, además de limpiar el ambiente de posibles influencias negativas es el benjui.

Finalmente, el incienso que componga cierta cantidad de canabis fomentará la creatividad y ayudará a disponer de un ambiente tranquilo, mientras que la canela o el coco son componente más afrodisiacos y deberemos utilizaros si queremos sentirnos atraídos e incluso como ritual de fertilidad. Por último, la flor de loto es otro de los componentes con los que podremos eliminar del ambiente las influencias negativas.