Emociones

No pierdas el tiempo preocupándote

Young business casual woman sitting and worrying

¿En qué actividad inútil gastamos más tiempo inútilmente? Podrías pensar de que es el tiempo cuando vemos televisión, navegamos por Internet o jugamos videojuegos, pero no es así. La mayor razón por lo que perdemos el tiempo es la preocupación.

Gastamos una enorme parte del tiempo del que disponemos en preocuparnos. Las razones por las que nos llena la preocupación son diversas: salud, dinero, amor, trabajo

Lo cierto es que al preocuparnos nos olvidamos de un hecho fundamental: todos los problemas, sea cual sea su sino, requieren de acciones concretas para ser resueltos, Y el tiempo gastado en preocuparse es tiempo no vivido.

La preocupación nos mantiene encerrados en nuestras cabezas son hacer nada, nos aísla, nos sustrae del momento presente y nos lleva al pasado y al futuro donde las cosas ocurrieron y  no se pueden modificar y donde van a ocurrir sólo si hacemos algo en el momento presente.

No hay que confundir a la preocupación con tareas importantes de nuestra vida, como planificar y proyectar. Una y otra actividad son necesarias, pues implican organización que es fundamental para hacer lo que se debe cuando debe hacerse. Preocuparse, en cambio, es no hacer nada: sólo preocuparse por aquello que no ha ocurrido.

Nos preocupa no tener cuando la actitud que deberíamos tener es gratitud por lo que tenemos. Nos preocupa que no nos amen cuando la actitud debería ser estar agradecidos por la gente que nos ama y nos amó.

Preocuparnos nos hace perder interés en las cosas de las que deberíamos ocuparnos.