Emociones

Mira el vaso medio lleno

Half full glass of water with drop shadow

Mucho se ha hablado acerca de las alternativas que tenemos en la vida, y en las ventajas que implica para la senda el pensamiento positivo. Hay que ver siempre el lado positivo de la vida, se nos recuerda. ¿Es eso verdad? ¿Rinde más ver el vaso medio lleno que el vaso medio vacío?

Razones para ver el caso medio lleno

Elimina la tensión. Cuando un ser amado, por ejemplo, sufre un accidente, lo primero que preguntas es i está bien. Cuando te responden que sí, sientes alivio. Eso es ver el vaso medio lleno: antepones lo que te interesa a todo el resto. Y aunque el accidente tenga consecuencias, con saber que esas persona está bien te basta. Imagina si aplicases eso mismo a toda parcela de tu vida.

Reduce el efecto de los problemas. Es un hecho que hay problemas en la vida que, de una o de otra manera pueden terminar con nosotros, como una enfermedad o una caída económica. Si los vemos en toda su crudeza, puede que los problemas terminan con nosotros. Si los vemos como una oportunidad de mejorar o como algo que se puede solucionar a pesar de su gravedad, saldremos adelante. Ver el vaso medio lleno nos da la oportunidad de sobrevivir.

Te da motivos para seguir. Entre más lejos nos sintamos de la meta, más difícil nos resulta llegar a ella. Si vemos el avance realizado, en cambio, nos sentimos con más razones para seguir. Siempre mira el vaso medio lleno.