Emociones

Mandalas

Intentaremos en este post comentar qué son las mandalas, qué influencia pueden tener en nuestro devenir cotidiano y en qué consiste esta disciplina de la astrología.

Lo primero que debemos aclarar es que es una palabra compuesta. Manda significa cima, culmen, o el punto más alto. La vendría a querer decir dónde ubicamos ese punto. Concretamente este lugar suele ser el punto sagrado donde se realizan los rituales.

Pero, evidentemente, no siempre estamos hablando de un lugar en concreto. También se puede tratar de una simple, si es que así se le pude denominar, armonía con el universo. Es decir, nuestro lugar sería nuestra propia mente y el caracter sagrado el resto del mundo.

Se trata por lo tanto de conseguir amoldarse al resto de personas con nuestras propias características. Y sobre todo abrirse a todas las influencias que podamos recibir de distintas fuentes.

Si bien muchos edificios son mandalas por su caracter religioso también podemos dibujar estos mandalas, ver ilustración, para lograr esa apertura al universo. Estos dibujos han ido evolucionando desde el siglo XII hasta nuestros días.

Hoy en día esas figuras circulares, caleidoscópicas, que se pueden trazar con unos moldes adquiridos en cualquier papelería también nos pueden servir para lograr estos objetivos de apertura mental.

El rellenar de color esos dibujos de trazos imposibles supone adentrarse en un ejercicio cerebral sin parangón. Es más, estos dibujos se nos suelen aparecer en sueños y sería positivo dibujarlos para conocer un poco más su significado.