Ciencias ocultas

Los peligros de hacer la ouija

ouija

Seguro que, si eres aficionado al mundo de las ciencias ocultas y de los espíritus, te has planteado, en algún momento, hacer la ouija. Si finalmente decides realizarla, deberás tener mucho cuidado, ya que son numerosos los peligros que esta práctica puede provocar.

La ouija es más que un juego, es una técnica para ponerse en contacto con los espíritus. Generalmente se lleva a cabo si tenemos algo importante que preguntarle a un espíritu concreto, aunque mucha gente la realiza como juego ante el escepticismo o las ganas de vivir una nueva experiencia. Pero lo que puede empezar como un juego, si no se sabe hacer y no se tiene respeto, puede provocar malas consecuencias.

Parte de la culpa de que la ouija no se tome todo lo en serio que debería es que su fabricación es muy fácil, ya que se puede hacer en casa con solo un trozo de cartón, un rotulador con el que escribir las letras y un vaso. Pero tomándosela como un juego, los especialistas han detectado problemas como la alteración de la personalidad provocada por los espíritus que se quedan en este mundo dentro de una de las personas que practicaban ouija. Otro de los fenómenos más comunes es que, mientras se esté realizando, se produzcan ruidos, objetos que se caigan y, en definitiva, que los espíritus alteren los objetos materiales que tienen cerca.

Si no se realiza correctamiente, esta práctica también puede provocar que los entes se apoderen de ciertos espacios, que se entrometan entre relaciones personales de dos personas, que alteren las horas de sueño y, sobre todo, una de las consecuencias más comunes, es que alguna persona se obsesione tanto con las consecuencias que pudo provocar la práctica de la ouija, que tenga problemas mentales, ya que, en muchas ocasiones, est tan solo proviene de su mente.