Rituales y Hechizos

Los obituarios

 Los obituarios, o esquelas, son una costumbre muy extendida en Inglaterra donde incluso se venden en forma de libro los más conocidos. Son una forma más de conocer a la persona.

Sin duda alguna lo que alguien puede poner en una esquela ampliada puede darnos mucha información sobre el cadáver. Tanto el número de hijos, sus matrimonios, su nacimiento, su vida, sus trabajos…etc. Todo queda recogido en unas líneas.

Es quizás la mejor manera de darse cuenta de que el resto de la gente sólo va a conocer esa información sobre ti. Fulano de tal que nació en el año tal, marido de, hijo de, empresario…etc. Palabras que resumen nuestra vida.

Y leyéndolos nos damos cuenta de cómo la vida de una persona sigue creciendo como una planta en medio del campo. Sin guía, sin ayuda, por sí misma y sin un destino claro o final. Toda una experiencia.

Por eso, a veces, leemos esas esquelas para saber cómo va la cosa, cuánto nos puede quedar o, simplemente, para quedarnos de una pieza al comprobar que somos tan humanos como el que más y que, un día u otro, allí nos verán los que nos seguirán hacia ese punto final.

Imagen: Mi bello tamboril.