Emociones

Los mitos de la autocompasión

Very Nice Image of a Lonely Old man

Sabemos que una de las peores cosas que podemos hacer es ser autocompasivos… O eso es lo que nos han dicho. ¿De verdad es mala la autocompasión? He aquí algunos de los mitos sobre la autocompasión desmentidos.

1. La autocompasión es egoísta. Nuestra cultura no enseña a cuidar a todo el mundo… excepto a nosotros mismos. Desde el momento en que preocupas por ti mismo, y que te tienes compasión por lo que te pasa, te critican por ser autocompasivo… ¿Y qué hay de malo en ello? Si no aprendemos el cuidado de los demás al aplicarlo a nosotros mismos ¿cómo sabremos cuidar de otros?

Al fin y al cabo , el odio y el amor a uno mismo son sentimientos cercanos.

2. La autocompasión es indulgente. Según muchos, preocuparte por ti mismo te deja fuera de la competitividad, y te hace indulgente. Según esta idea, al ser autocompasivo te conviertes en alguien que no se exige a sí mismo. La verdad es que no es así: al cuidar de ti mismo, cuidas tu mejor patrimonio- a ti mismo, para dar lo mejor cuando puedas hacerlo.

3. La autocompasión te libra de la autocrítica. Los que dicen esto aseguran que al abandonarte a la autocompasión, lo que haces es librarte de esa necesaria critica que cada cual debe hacer se sí mismo. En realidad, la autocompasión revela un conocimiento de ti mismo (de tus fuerxas y debilidades) que hace innecesaria a la voz de la crítica interior.

4. La autocompasión no sirve de nada. En realidad, este sentimiento te ayuda a sanar, a estar mejor, a librarte de las fuerza negativas y de las heridas que no te dejan crecer.

 

  • Pingback: Horóscopo semanal del 6 al 12 de mayo | Blog Horóscopos