Rituales y Hechizos

Los amuletos (I)

                            

Comentaremos, en un par de posts, la importancia y el significado de los amuletos más conocidos por todos.

El origen de la mayoría de los amuletos proviene de la cultura egipcia. Allí se pensaba que una manera de curar el cuerpo humano era haciendo una especie de reproducción a escala del organismo enfermo, lo que supone que muchos de los amuletos con forma humana obedecen a esta idea.

Posteriormente optaron por usar animales de origen sagrado en su religión para así usar el poder del mito en la curación. El más famoso es el del escarabajo. Este animal sagrado aparece tallado en piedra, rodeado de piedras preciosas e incluso fosilizado en las tumbas egipcias. 

Se pensaba que este animal tenía el poder de regresar al muerto a la vida, de ahí que siempre fuera venerado e incluso hoy en día se considera que da buena suerte. También atrae la buena suerte en la vida o los negocios.

La mítica herradura también proviene de esta época. Al ser el “zapato” del caballo se le da la importancia que tiene el animal. Recordemos que gracias a este animal se ha podido trabajar, llegar a lugares escarpados y a abrirnos el camino. Por eso se considera que abre puertas, que trae la luz a los problemas.

El mal de ojo, los problemas con los hijos, la falta de dinero, todo tienen una teórica solución con el amuleto. Seguiremos mañana con el comentario.  

Imagen: Luis Cordero. Fuente: Mujer actual.

  • Pingback: Historia del Yogur búlgaro | Blog Alimentos