Rituales y Hechizos

Los amarres

 Normalmente la gente usa esta fórmula para amarrar a una persona con total ligereza. Apenas si se percatan de que esa misma facilidad que tienen para emprender uno de estos rituales denota que no creen en ello.

Porque si creyeran no lo harían tan fácilmente. El forzar la voluntad de otra persona para que se enamore de nosotros o para que haga lo que nos dé la gana no creemos que sea demasiado normal.

La mayoría de las webs que tienen estos rituales te cuentan una serie de historias sobre su infalibilidad, su eficacia, su poder…etc. Y la verdad es que algo de eso puede haber. En casi todos estos rituales hay que mezclar o bien el pelo, o las uñas o algún tipo de materia física del amado.

Luego hay que quemar, enterrar, o maltratar estos restos para que permanezcan unidos para siempre. Este tipo de magia, que puede recordar en algunos aspectos al vudú, tiene un origen ancestral y en la mayoría de los casos parece que funciona.

No será la primera vez que conocemos a una persona que de buenas a primeras cambia su actitud y se convierte en un extraño para sus amigos. Pero eso ya depende de otros muchos factores que no somos capaces a comentar.

Por eso sólo se os recomienda que penséis no en la relación sino en vuestro propio estado mental. Si esa persona os ha sido infiel o prefiere trataros mal ¿para qué volver?, o bien lo contrario, si se ha ido con otra persona ¿por qué forzarle a volver?. Seguro que encontráis la respuesta en vuestra mente sin necesidad de una bruja que os saque los euros.

Imagen: Amarres de pareja.