Interpretación de los sueños

Los 10 grandes misterios de la mente: El sueño

Los 10 grandes misterios de la mente I El sueño

Mucho de lo que no entendemos aún acerca del ser humano está en su cabeza. El cerebro es un órgano elusivo. Y no nos la pone fácil cuando buscamos las respuestas sobre su funcionamiento. Por ejemplo: cómo y por qué soñamos.

Todo lo que sabemos a ciencia cierta de los sueños es poco:

ocurren cuando estamos en el estado más profundo del sueño (MRO), y esl estímulo de provoca es de tal fuerza que mueve nuestros ojos como si estuviéramos despiertos.

¿Por qué soñamos?

Teorías las hay. Tal vez para ejercitar a la mente, intensificando el tráfico de información de una neurona a otra. Tal vez para fijar nuestra atención sobre los eventos importantes: solemos soñar lo que no hemos hecho o nos hemos atrevido a hacer, con mayor frecuencia.

Pero no: no sabemos por qué soñamos.

Pasamos un cuarto de la vida con los ojos cerrados. Dormidos. Pero aún no hemos podido determinar los mecanismos y razones que tiene el cuerpo para hacerlo.

Sabemos que es importante, pues la privación del sueño en los mamíferos puede conducir a la locura y a la muerte, y por ello se ha popularizado como una técnica de tortura a través de los tiempos. La falta de sueño en los humanos, se ha demostrado, puede conducir a alucinaciones y una terrible agonía.

Hay dos clases de sueño. La fase de NREM (Sin movimiento rápido del ojo, según sus siglas en inglés), en la que el cerebro muestra una baja actividad cerebral, y la fase REM, cuando el cerebro se halla en una actividad plena.

Mucho científicos creen que la fase NREM es de descanso absoluto, muy parecida a la hibernación, y que ayuda a conservar energía. En cambio, la fase REM sería una suerte de reorganización de memorias y recuerdos, El problema para esta última explicación es que los sueños no siempre tienen que ver con memorias verdaderas.