Emociones

Logra una concentración eficaz

concentracion

La concentración es una característica esencial para algunos tipos de actividades. Concentrase tanto física como mentalmente para llevar algo a cabo no es una tarea fácil, pero si nos acostumbramos a ella nos resultará eficaz para aquello que de verdad lo requiera.

Numerosas actividades requieren de una gran concentración. Cuando se estudia, por ejemplo, no se presta la atención suficiente a concentrarse de la manera adecuada, haciendo que pasemos horas delante de un libro sin llegar a aprender nada, ya que no nos encontramos suficientemente concentrados. Al igual que el estudio, hay actividades más físicas, como las relacionadas con el deporte, que también lo requieren, ya que estas no se basan solo en la fortaleza física, sino también en alcanzar una concentración que nos permita cumplir nuestros objetivos.

Además de tener la voluntad necesaria para llevar a cabo este tipo de actividades, la concentración y la relajación entran en juego, y a medida que la vayamos experimentando nos será más fácil alcanzarla. Así, la mente y el cuerpo lograrán la armonía necesaria para actuar juntos, y que la mente no se deje llevar por los impulsos del cuerpo, que a veces nos quieren sacar de esas actividades y que son difíciles de dominar. Para concentranos deberemos sincronizar adecuadamente nuestro cuerpo con nuestra mente para no dejarnos llevar por sus impulsos más inmediatos.

Para lograrla debemos centrar nuestra mente, nuestro pensamiento y nuestro cuerpo en la tarea que queramos realizar, concentrándonos exclusivamente en esta y sin pensar en posibles distracciones que nos puedan impedir esta concentración. Si estamos pensando en otra cosa, quizás lo más inteligente sería darnos unos minutos para pensar en aquello que nos preocupa y, posteriormente, centrarnos en nuestra tarea. Esto requiere una gran voluntad por nuestra parte y, como decimos, una gran práctica que podremos adquirir mediante los ejercicios necesarios que nos podrán ayudar.