Interpretación de los sueños

Las razones de las pesadillas

Pesadillas, Malos sueños, Mal sueño, Soñar, enfermedad,

¿Qué es lo que hace que tengamos malos sueños? ¿Qué significado hay detrás de las pesadillas? La buena noticia es que la mayoría de las pesadillas no son las advertencias del subconsciente o anuncios de porvenir. Lo cierto es que la mayoría de las pesadillas tiene razones muy concretas.

Ansiedad y estrés. La razón más habitual para tener malos sueños se encuentra en la presión cotidiana, y en el estrés y la angustia que nos provocan. La pérdida e alguien amado, el estrés postraumático y atestiguar hechos de violencia se encuentran a la cabeza de los detonadores de malos sueños. La economía y las separaciones no les van muy a la zaga.

Comidas. Las cenas muy especiadas o abundantes son el siguiente factor que produce malos sueños. La explicación es que tanto las cenas especiadas y las abundantes elevan la temperatura del cuerpo y el ritmo del metabolismo, dañando la calidad del sueño, y produciendo con ello sueños de angustia y pesadillas.

La comida chatarra. Una dieta rica en grasa y azúcar tiene una mala influencia sobre la calidad del sueño, lo que deviene en malos sueños y pesadillas. Se ha comprobado que las personas con una buena alimentación, equilibrada y natural, tienen una calidad y tipo de sueños muy diferentes.

Alcohol. Aunque en dosis moderadas, las bebidas alcohólicas pueden ayudarte a conciliar el sueño, no hay que abusar, pues la embriaguez no sólo produce insomnio, sino también sueños desagradables e intensos.

Medicamentos. Tomar algún tipo de medicamento, sobre todo del tipo de los antidepresivos, produce pesadillas de aterradora intensidad. Algo similar ocurre con la enfermedad, en particular aquellas que nos dejan en estado febril.