Emociones

Las claves de la tranquilidad

Las claves de la tranquilidad

Todos queremos vivir en paz y en equilibrio. Y muchas veces se nos va la vida intentado lograr esa condición de paz en nuestras vidas, sin que nos percatemos que la clave de la felicidad está más cerca de lo que creemos. He aquí las claves para que consigas esa paz que conduce a la tranquilidad verdadera.

No te preocupes de tu imagen. Todos tenemos una imagen de nosotros mismos, y esa es la que importa. No podemos saber lo que la otra gente piensa de nosotros, así que no vale la pena preocuparse por ello. Si tienes errores y sientes que puedes mejora, hazlo, pero deja de preocuparte por tu imagen.

Deja de buscarte a ti mismo. Mucha gente vive bajo una excusa: “Necesito tiempo para  hallarme a mí mismo y saber quién soy en realidad”. Lo que es una tontería muy grande porque, verás, no hay nada que averiguar. Tienes tus habilidades y experiencia: eres lo que haces y lo que sabes. Y nada puede quitarte eso.

Celebra tu particularidad. Cada ser humano es diferente. Único. Nadie tiene las mismas cosas que tú. Ni sabe hacer las cosas que sabes hacer. Esto es un motivo de celebración, algo bueno para disfrutar. Al mismos tiempo, esta idea nos hace ver que los demás son únicos, también, y que por ello tienen diferentes visiones del mundo, lo que debe hacernos más tolerantes.

Crea un ambiente de paz. La gente puede ser feliz incluso si su vida es dura y limitad, pero la mayoría necesitamos un ambiente de paz y tranquilidad. Una de las piezas centrales de esos ambientes es tratar a los otros con generosidad y amabilidad. La gente, por regla general, va a ser recíproca en esa actitud, y de esa forma habrás creado un espacio de calidez y calma, donde habrá felicidad para todos.