Tarot y Videncia

La tirada cortesana

Tirada de tarot

Se conoce como la tirada cortesana a aquella tirada sencilla, que responde a preguntas concretas y cuya resolución se plantea cercana al momento de la tirada. A veces se usa como complemento a otra tirada más grande para concretar dentro de la misma.

Cuando echamos o nos echan el Tarot, muchas veces simplemente queremos dar solución a una pregunta concreta y sencilla, como si nos van a coger de un trabajo que estamos esperando o si hemos aprobado un examen muy importante. En este caso no es necesario realizar un gran tirada, ya que podemos usar la tirada cortesana para dar respuesta a esto. También se utiliza si, dentro de una tirada más grande y compleja, queremos saber algo concreto y que va a pasar dentro de muy poco. Por tanto, vemos que se usan tanto dentro de otra tirada como tirada independiente muy sencilla.

Para realizar la tirada cortesana deberás, como siempre, mezclar las cartas y concentrarte en la pregunta que se quiera realizar. A continuación la persona a la que estás realizando la tirada deberá elegir una carta, que se colocará sin verla frente a ella para, a continuación, elegir otras tres cartas que en este caso deberemos colocar, debajo de la primera carta.

Vemos, por tanto, que disponemos de cuatro cartas. Debemos tomar la primera que se ha elegido como la respuesta definitica para la pregunta que nos han realizado, mientras que la segunda y la tercera cartas, situadas debajo de esta, servirán para especificar los detalles sobre la respuesta que la primera carta nos ofrece. Estas nunca cambiarán su significado, sino que solo complementarán aportando detalles. Finalmente la última carta tiene que ver con las consecuencias que la cuestión sobre la que se pregunta puede traer. Tampoco intervendrá en el significado de la primera carta, sino que nos servirá para ver si las consecuncias son positivas o negativas.