Emociones

La simbología de los colores

colores

A menudo asociamos a nosotros mismos determinado color; decimos que es nuestro color favorito, lo usamos para vestir y nos produce sensaciones que el resto de colores no provocan. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué nos decantamos por un color y no por otro y qué simbolizan estos?

Los colores son símbolos que ocultan una gran cantidad de emociones que provocan en nosotros. Tan solo captamos los grandes rasgos de los diferentes colores que vemos a diario, pero su cromatismo esconde mucho más de lo que pensamos y, quizás por lo que no vemos, algunos colores despiertan en nosotros sensaciones internas de las que muchas veces no somos conscientes.

Así, los colores neutros como el blanco y el negro contienen una significación: el blanco simboliza la pureza y, en algunos casos, el luto, al igual que el negro, que lo asociamos al luto y a la elegancia.

Por su parte, los colores cálidos como el rojo y el naranja se asocian a la actividad y vitalidad. El color rojo suele despertar virtudes como el amor y la bondad, mientras que el naranja se asocia a la virtud, a la pureza y a la santidad. El amarillo, otro de los colores más vivos que nos podemos encontrar, es símbolo de sabiduría y de buen criterio.

Pasamos ahora a la gama de colores más cálidos: El verde es señal de compasión, generosidad y humildad, pese a que usualmente se asocie a la esperanza. El azul, por su parte, se asocia a la fe y a la confianza, aunque un sentimiento muy extendido respecto a este color es la tranquilidad. Por último, si tu color favorito es el violeta, eso despertará sentimientos de sacrificio por ideales, lo que otorga mucho poder a la persona que los realice.

  • Pingback: Atrévete y dale color a tu melena