General

La quiromancia (y II)

Proseguimos hoy con el comentario de la quiromancia y sus principales líneas de conocimiento.

Lo primero que tenemos que observar es el tipo de mano que tenemos para posteriormente tener en cuenta qué tipo de persona somos y así hacer una predicción más o menos exacta.

Así pues, podemos tener una mano elemental, en forma de espátula, cónica, nudosa, mística o mixta (donde se mezclan dos características anteriores). Hay que observar también si es carnosa, si tiene montes marcados o, en definitiva, cómo es.

Los montes que tiene la mano son Venus, Júpiter, Saturno, Sol, Mercurio y la Luna. Dependiendo de dónde nazcan las líneas que tenemos en la palma de la mano y hacia dónde se dirijan así será nuestro destino.

Los signos que tenemos en la mano son igualmente importantes. Cruces, enrejados, estrellas, círculos, islas o triángulos son señales que, entre las líneas, nos indican otra serie de sucesos.

Las 3 líneas que cruzan la palma (vida, corazón y cabeza) son las definitivas ya que van cambiando a lo largo de los años. Toda una ciencia esta disciplina que nos ayuda a saber qué pasos debemos dar en nuestro futuro.