Ciencias ocultas

La Ouija y sus puertas abiertas

El problema de las puertas abiertas en la Ouija

Como bien deberíamos saber ya, la Ouija no es un juego, sino algo que debemos realizar con mucho respeto y con conocimiento previo. Durante la sesión pueden surgir problemas y riesgos que deberíamos intentar evitar en todo momento como dejar las puertas abiertas.

Ya hemos tratado anteriormente asuntos como que la Ouija no es un juego, sino que se trata de una práctica muy seria que se debe hacer con un conocimiento previo y sin tomárselo a risa. Si realizamos algo tan serio con la Ouija debemos tener un objetivo, como hablar con alguien. Realizarla como siempre entretenimiento puede ser una equivocación que tendrá consecuencias negativas si no se realiza correctamente.

Se suele hablar mucho de que realizar mal la Ouija puede traer muchos problemas. El primero de ellos y el más importante consiste en que si llamamos a un espíritu, le realizamos nuestra pregunta y este no quiere irse, la puerta se quedaría abierta. Con esta puerta abierta cualquier espíritu podría entrar en nuestro mundo, pudiendo desequilibrarlo y haciendo que vivamos aterrados, ya que pueden dedicarse a intentar causarnos miedo.

En el peor de los casos esta puerta quedaría abierta para espíritus malvados o burlones, que crucen a este mundo para, como decimos, atemorizarnos o intentar molestarnos continuamente. Por supuesto, existen otro tipo de espíritus bondadosos que no harían nada. Pero si la puerta permanece cerrado nos ahorraríamos esto.

Para saber exactamente cómo cerrar esta puerta, además de leer sobre el tema, debemos contactar con profesionales que nos lleven la sesión o, si no es posible, que nos digan como hacerlo. Realizar algo como la Ouija desde el desconocimiento y sin ningún tipo de experiencia puede hacer que nos arrepintamos durante toda nuestra vida por abrir esas puertas y dejar paso a todo tipo de entes.