Tarot y Videncia

La sabiduría de los Arcanos: La Luna

La Luna, al igual que La Sacerdotiza, es un Arcano que nos habla acerca de las potestades femeninas, de la capacidad de la mujer y del lado femenino que llevamos dentro de cada uno de nosotros (incluso si somos hambres) para habitar en el mundo y hacerlo un mejor lugar.

La Luna: madre de la fertilidad

¿De qué nos habla La Luna? El Arcano XIX habla acerca de nuestra capacidad de crear y de producir. Se trata del Arcano relacionado con la creatividad y la maternidad (y la paternidad): nos invita a explotar nuestra capacidad de crear vida, de crear ideas, de crear prosperidad y bienestar.

En este Arcano vemos a la Luna que brilla sobre un río.  A ambos extremos del río hay lobos que aúllan, y torres que se levantan.

Los lobos simbolizan a la naturaleza y sus ciclos, los instintos que llevamos dentro y que nos mueven. Las torres encarnan, en cambio, las obras que realizamos: la arquitectura que vamos erigiendo a lo largo de nuestras vidas.

La naturaleza dual

¿Por qué hay dos lobos y dos torres? La Luna nos habla acerca del principio dual que hay en el interior de cada uno de nosotros: masculino/femenino, instinto/raciocinio, material/espiritual. En ella ambos principios habitan mezclados, unidos, indistintos.

La Luna nos dice que, para emprender toda obra y acto en la vida, es necesaria la concurrencia de ambos principios para que la ventura acompañe: hay que acompañar a la ambición con la virtud, a la fuerza con la ternura, a lo inmediato con lo esencial…