Emociones

La incapacidad de sentir emociones propias

desprecio

Una de cada siete personas tiene serias dificultades para interpretar y sentir sus propios sentimientos, tal y como demuestra un estudio elaborado por la Sociedad Española de Neurología. Es lo que se conoce como alexitimia o incapacidad para sentir emociones.

Durante los últimos años este fenómeno ha crecido mucho debido a la extrema competitividad que se vive en los lugares de trabajo y en las profesiones en concreto. Esta enfermedad se caracteriza por la incapacidad de identificar personas y hechos con sentimientos. Para estas personas no existen expresiones tan bonitas como “perdón” o “te amo”.

Algo que resulta muy chocante es que las personas que sufren esta patología saben que ejercen un gran desprecio sobre ellas mismas, ya que son conscientes de su incapacidad para expresar sus propios sentimientos hacia los demás, sintiéndose además en ocasiones unos inútiles.

Los expertos reconocen que el origen de la alexitimia se debe a un desarrollo inapropiado de las estructuras neuronales durante la infancia, o también pueden deberse a traumas emocionales de corte excepcional. Por lo tanto se puede decir que los problemas de afectividad durante los primeros años de nuestra vida o déficits en el proceso de asociación de palabras y expresiones relacionadas con los sentimientos pueden ejercer un papel importante en lo que se refiere a la adquisición de alexitimia.

Es posible que durante los últimos tiempos la sociedad haya menospreciado de manera mayúscula la manifestación de sentimientos y emociones. Sin embargo la realidad es bien distinta, ya que cuentan con una incidencia mucho más importante de lo que pensamos, tanto en los procesos de aprendizaje, razonamiento y productividad laboral.

Distintos estudios han despertado el interés de algunas empresas, ya que han demostrado que los sentimientos y las emociones influyen de manera directa en la capacidad de trabajo de las personas. Su rendimiento se verá afectado de manera positiva.