Ciencias ocultas

La hipnosis como método para dejar de fumar

tabaco

Muchos fumadores han logrado abandonar este hábito tan nocivo gracias a la ayuda de la hipnosis y a su poder que tiene en la mente del fumador; sin embargo, otros no se muestran demasiado seguros ante este método y dudan de su efectividad.

Los fumadores que, gracias a este método han abandonado para siempre los cigarrillos recomiendan con vehemencia esta forma para dejar de fumar, pese a la incredulidad de otros. Y es que el hipnotizador logra en la persona un estado de sueño e inconsciencia que le permite adentrarse en su mente, dejando todos sus sentidos aparte y atendiendo y haciendo suyo todo aquello que se le dice. Así, acepta toda la información que se adentra en su subconsciente, que en este caso es la de dejar atrás esta costumbre.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que se debe asistir a la terapia con un pensamiento positivo hacia lo que vamos a recibir, intentando motivarnos a nosotros mismos o si, vamos a acompañar, motivando a la otra persona. Si logramos concentrar nuestros pensamientos positivos y no asistir con incredulidad, el tratamiento será más efectivo. Cuando te encuentres en la terapia te encontrarás con mucha información negativa sobre el tabaco, que el terapeuta usa para que entre en el subconsciente y este la rechace.

Pero lo más importante, además de esa actitud positiva a la hora de recibir la terapia, es no abandonarla a las pocas sesiones ya que, si no tenemos paciencia, esta no tendrá efecto en nosotros. Si no continuamos con las sesiones durante un tiempo ya que nos puede la impaciencia, todo el esfuerzo que se haya hecho hasta entonces no tendrá ningún tipo de recompensa y habremos gastado nuestro tiempo y nuestro dinero en vano. Pero si lo logramos, será uno de tantos testimonios que consiguen su objetivo.