Tarot y Videncia

La clarividencia y el “tercer ojo”

Young woman  with crystal ball.

¿Qué es la clarividencia? Cuántas veces hemos dicho “ójala tuviera una bola de cristal” para poder ver lo que el futuro nos depara.

Bien, pongo el ejemplo de la bola de cristal, porque precisamente leer la bola de cristal no sería clarividencia, estaríamos hablando de videncia que no es lo mismo.

La clarividencia supone tener una capacidad extrasensorial para recibir información pasada o futura pero sin necesidad de ningún medio técnico, o sea sin la ayuda de cartas de tarot, bolas de cristal, posos del café, etc.

Suele asociarse al segundo chakra, el que está relacionado con la glándula pineal, en la zona posterior del cerebro y está vinculado a la intuición, la luz y la percepción extrasensorial. De aquí que popularmente se haga referencia al  “tercer ojo”. Por otro lado, también se suele emplear la expresión “sexto sentido” cuando nos referimos a la clarividencia.

Desde tiempos remotos y en casi todas las culturas se ha tenido constancia de personas clarividentes aunque hasta finales del siglo XIX no se hizo popular el término “clarividencia” y el tener en cuenta esta capacidad de conocimiento extrasensorial.  A destacar, ya en el siglo XX, la importancia que se le dió al espiritismo con la creación de la SPR (Sociedad para la Investigación Psíquica) y el “Proyecto de la Visión Remota” (investigación financiada por los EEUU). Claro está, que una vez más, como siempre que se tocan temas parapsicológicos, los resultados no han sido concluyentes: por un lado demuestran que no existe la clarividencia pero a la vez, por otro lado sugieren que existe de alguna manera algún mecanismo  (no se sabe cómo definirlo) de habilidades psíquicas “diferentes”.

A veces la clarividencia se ha confundido con la telepatía, pero quiero aclarar que no es lo mismo, pues la telepatía supone obtener información desde la mente de otra persona y la clarividencia obtiene la información de fuentes físicas externas.

¿Sabías que esta capacidad de “ver imágenes” de hechos futuros o que han ocurrido en otros lugares o en el pasado se puede cultivar? Para empezar  cabe decir que la clarividencia es innata en el ser humano, pero sí que es verdad que esta percepción oculta puede desarrollarse cuando uno se libera de energías y emociones negativas. Es más, a veces ha ocurrido que después de un accidente o enfermedad (experiencias cercanas a la muerte), una persona se ha vuelto clarividente. Incluso existen hoy en día determinadas drogas que influyen en la percepción de la realidad. Pero hablaremos de esto en otro artículo, pues entramos en un tema importante: los efectos secundarios terribles de los estimulantes químicos.