Tarot y Videncia

Fin del mundo en el 2012: leyenda urbana

Ninguno de los grupos descendientes de los mayas tiene señalada ninguna fecha del 2012 con especial énfasis, y mucho menos como el día prefijado del fin del mundo, señala ala autora de una investigación sobre la supuesta predicción del fin del mundo a cargo de los mayas.

En su libro 2012: : las profecías del fin del mundo, editado en México, Laura Castellanos revela que la supuesta profecía maya del fin del mundo es en realidad un mito urbano, nacido en los estratos más humildes de las sociedades rurales, y que revela un fuerte deseo de cambio social.

“Hablé con arqueólogos y ninguno de ellos conoce a ninguna comunidad maya que tenga registrada la fecha como fatal. Sólo los indígenas más urbanizados o que tienen vínculos con extranjeros son los que conocen acerca de las profecías del fin del mundo. Es decir, los herederos auténticos de la cultura maya no asumen esa idea ni están pensando en 2012, están angustiados, por ejemplo, porque el año pasado no llovió, ese es su fin del mundo, porque entonces van a perder sus cosechas”, dice la autora.

Laura Castellanos, autora de esta investigación sobre las profecías acerca del fin del mundo en el año próximo asegura que estas versiones sobre un Apocalipsis son ricas, pero no en el sentido de la predestinación: el 2012 “es una oportunidad para reflexionar que, en la actualidad, personas de distintas ideologías, formaciones intelectuales y clases sociales, ante los momentos de crisis ideológica, religiosa y de convulsión social que vive el mundo, anhelan que se caiga lo establecido para que emerja una nueva sociedad”.

2012: las profecías del fin del mundo es uno de los pocos esfuerzo serios por comprobar la veracidad de los augurios sobre el fin del mundo atribuidos a los mayas, un mito que tuvo su origen en un libro ya olvidado de 1987: Factor Maya, de José Argüelles.

Laura Castellanos dice de Argüelles: Es un personaje con una historia controvertida que era poco conocida, se sentía la reencarnación del rey Pakal, generó una oleada de distintas variantes de su tesis profética, la cual, de una u otra manera impactó la cultura popular y de masas”.

Para la autora de 2012: las profecías del fin del mundo, “en el contexto que vivimos de desesperanza, de indignación, de violencia y mucha soledad, prende esta idea del eterno retorno en la conciencia colectiva, el creer que algo extraordinario va a suceder y que los mayas lo predijeron hace 5 mil años.”

Según Castellanos, hay que descartar que los mayas predijeron el fin del mundo, pues “su manejo de calendarios y rituales nada tiene que ver con lo que se maneja en los mass media.”