Emociones

¿Eres feliz o sólo estás contento?

Happy jumping girl

El problema con la felicidad no es sólo que no sepamos cómo alcanzarla: a veces no sólo no sabemos cómo es… Y la mayor parte del tiempo la confundimos con alguna otra cosa. Por ejemplo: ¿Somos felices o sólo estamos contentos?

La diferencia es sutil, pero de ello puede depender nuestra salud mental.

Y es que puedes estar contento, pero eso no significa que seas feliz.

Estamos contentos con cosas muy concretas: cierto trabajo, cierta pareja, cierto estilo de vida… Y estar contento significa que algo, en determinadas circunstancias, nos llena, nos sirve, cumple con una función… pero no nos hace felices.

Con ello, podemos deducir que estar contento es estar casi felices, pero no ser felices.

Con la felicidad aspiramos a un estado ideal: un sentimiento de dicha que se mantenga por el mayor tiempo posible… De ser posible para siempre.

En cambio, el estar contento es una fase con fecha de terminación: aquello de los que estamos contentos va a terminar en breve, pues sólo nos satisface hasta cierto punto.

Quizá, la mayor traición que podemos cometer hacia nosotros mismos es creer que al estar contentos somos felices, pues no siempre es verdad… La mayor parte de las veces no lo es.

Creer que se es feliz con lo que nos pone contentos es renunciar a la ambición: esa que es la esencia de la felicidad.

La felicidad es movimiento. Estar contentos implica permanecer en el mismo lugar. Se trata de madurar contra permanecer estáticos. No confundirlos debe ser uno de nuestros propósitos.

 

  • Pingback: Horóscopo jueves 16 de mayo 2013 | Blog Horóscopos