Emociones

Entrena tu mente para el éxito

Human head withred ladder to opened sky window

Nos solemos despertar de la misma manera todos los días. Creamos rutinas en la que no nos importa tanto el éxito de esta o aquella empresa que acometemos, y más bien pensamos en los pretextos para no llevarla a buen término. De alguna manera, todos los días, nos autosaboteamos apenas empezar nuestra rutina. Y nuestra mente es la principal orquestadora de ese maltrato. Sin embargo, podemos programarla para que opere en sentido opuesto, y nos impulse a tener éxito.

No te detengas por los riesgo del triunfo.

Cómo entrenar tu mente para el éxito

Acepta que pensar es inevitable. No es que, como muchos aseguran, pensar en exceso sea malo. Pensar es inevitable. El punto está en que ese mucho pensar nos haga más productivos, más racionales, más prácticos. La mejor manera de ganar control sobre tu mente es aceptar los pensamientos negativos y hacer de ellos positivos.

Entrena tu mente con la repetición gentil. Cuando tu mente divague a mitad de una tarea, tómate un momento para respirar y devolver tu foco a lo que estás haciendo. Tienes que acostumbrarte a vigilar a tu mente a lo largo del día y devolverla a donde se supone que debe estar.

Maneja la preocupación. La preocupación es uno de los mayores drenadores de energía que existen. Se trata de algo que nos arranca de un presente promisorio y nos lleva a un doloroso futuro. Es muy sencilla de manejar: ante cualquier signo de preocupación que te sustraiga de dónde estás, sólo tienes que pensar:

“No necesito pensar en eso ahora”.