Tarot y Videncia

¿En qué consiste el don de la videncia?

videncia

Muchos son los expertos en el asunto de la videncia que comparten la opinión de que todas las personas nacemos con la capacidad de ver más allá de lo material; sin embargo, la mayoría de nosotros no llegamos a desarrollarla por tabúes o un simple rechazo hacia el tema.

Aunque generalmente se tenga la sensación de que un verdadero vidente es capaz de predecir el futuro de cualquier persona de la que se lo proponga, esto no es del todo cierto, ya que los videntes son aquellos profesionales que, en base a nuestra vida presente y futura, serán acapaces de ofrecernos una serie de respuestas y consejos que nos sirvan de guía sobre cómo actuar en el futuro. Así, gracias a los videntes, conoceremos las distintas maneras que tenemos de enfrentarnos a los problemas que próximamente nos acecharán.

El don de la videncia, plenamente desarrollado, es algo que muy pocas personas poseen pero que, con trabajo, muchas más podrían tener. Si consiguiéramos aumentar esa capacidad con la que todos nacemos, aunque no llegáramos a ser videntes, podríamos desarrollarla en cierta medida. El Budismo y el Taoismo, por ejemplo, son religiones que ayudan a que esta gran habilidad se desarrolle más en sus practicantes. Encuentra en buenas tareas algunos datos sobre cómo se relacionan estas religiones con la videncia natural.

Métodos como la cartomancia o la quiromancia se han desarrollado, en parte, para poder despertar esa capacidad que llevamos dentro, en muchos casos dormida, y que gracias a la práctica de algunas actividades estaremos desarrollando. Así, poco a poco, trabajaremos esta capacidad y despertaremos al vidente que todos llevamos dentro.

Pese a que la videncia natural sea algo más extendido de lo que nosotros mismos pensamos, sí es cierto y cabe destacar que algunas personas, ya desde su nacimiento, tienen este don muy desarrollado y necesitan trabajar mucho menos en él que cualquier persona. Muchos de ellos deciden dedicarse profesionalmente a la videncia para ayudar a otras personas a conseguir una plenitud en sus vidas, pero a menudo salen a la luz supuestos videntes que tan solo quieren beneficiarse económicamente de una capacidad de la que carecen en la mayoría de los casos.

Por tanto, con tan solo despertar este don, podremos ser capaces de mucho más de lo que pensamos. Para ello debemos estimularnos psíquicamente día a día y no dejar de alimentar nuestra mente.