Tarot y Videncia

Elige a un buen vidente

vidente

En ocasiones, a la hora de que un profesional nos ayude a predecir nuestro futuro para así ayudarnos también con nuestros problemas, nos podemos encontrar con personas que se alejan mucho de la profesionalidad y de cuyos poderes no debemos fiarnos porque, generalmente, carecen de ellos.

Muchas personas se han encontrado con que, tras pagar una gran cantidad de dinero a un vidente, los resultados sean totalmente nulos y no han predicho nada sobre su futuro. Ese es un momento de impotencia, ya que nos damos cuenta de que hemos sido víctimas de un timo, ya que el mundo de la videncia es tan poco demostrable que este tipo de timos abundan. Por ello, antes de acudir a un profesional, hay que cerciorarse de que lo sea y de que no se trata de un estafador más.

No te fíes del supuesto vidente si utiliza técnicas para predecir el futuro y, en base a ellas, intenta adivinar tu pasado, ya que, por ejemplo, el tarot, se usa para predecir situaciones futuras o presentes, pero no para las pasadas. El instinto de cada uno es otra de las señales en las que podemos confiar; nosotros somos lo suficientemente listos como para saber si puede tratarse de un estafador. Además, si esta persona se deja llevar más por los intereses económicos que por la resolución de nuestro problema, seguramente estemos en lo cierto.

Generalmente los falsos videntes se expresan, tanto para hacer las predicciones como para hablar normalmente, de forma confusa, ya que no están tranquilos en la tarea que están realizando, puesto que no tienen las características necesarias para ello. Por último, hay que señalar que un buen vidente, con solo aportarle algunos datos de nuestra vida, será capaz de ver qué nos sucede, mientras que un estafador nos preguntará numerosos datos.