Emociones

El poder la voluntad

El poder la voluntad

Todo cambio y movimiento que deseemos en nuestras vidas comienza como un ejercicio de la voluntad. De manera que podemos asumir que si esa voluntad sólo mira al corto plazo, sólo hemos de lograr cosas inmediatas: la voluntad debe mirar al futuro, a lo grande, a lo que no se ha materializado.

Una voluntad negativa, por ende, sólo ha de rendirnos negativamente. Supongamos que nos despertamos con el síntoma de gripe. Apenas sus primeros atisbos. Entonces, decidimos que tenemos la gripa, y que no debemos ir a trabajar…

¿Qué ocurre entonces? Para justificar nuestra decisión, aparecen los síntomas de la gripe, y no sólo padecemos una afección: además habremos perdido un día de trabajo.

Si eso ocurre con la gripe, ¿qué no pasará con lo que  con otros tipo de decisiones importantes? Si la voluntad negativa nos atraer la gripa, crearla en nuestro cuerpo, ¿qué no podrá hacer esa misma voluntad con un objetivo claro y constructivo? Nunca desprecies el poder de la voluntad.

Cada uno de nosotros posee la capacidad de atraer a nuestra vidas aquello que necesita o desea con la fuerza de su voluntad. Desgraciadamente, creemos que esa voluntad sólo sirve para cosas muy pequeñas, coartadas cotidianas, ambiciones mezquinas.

Debemos entrenar la voluntad para que vaya por más que esas migajas: debemos impulsarla para que, entrenada por la visión de futuro, nos permita atraer cosas y fines enormes, verdaderamente ambiciosos: empleo, riqueza, salud… Por ejemplo: conseguir un cuerpo perfecto.

¿Cómo se logra usar la voluntad a nuestro favor? Viendo más allá, deseando claramente, sabiendo qué es lo que necesitamos para ser mejores personas… Hay que esmerar en desarrollar una mentalidad positiva.

 

  • Pingback: Horóscopo dinero y trabajo enero 2013 | Blog Horóscopos

  • Pingback: Cómo trabajar con un jefe al que odias | Blog Ellos