Emociones

El poder de la comunicación

Woman Speaking Behind Microphones

Una de las habilidades necesarias para ser felices y encontrar nuestro lugar en el mundo es la comunicación. Para llegar a los otros, para hacerles saber lo que sentimos, para estar entre ellos y con ellos, tenemos que saber comunicarnos con los demás.

Todo lo que somos y deseamos ser pasa por la expresión: acercar a los demás y atarlos a nuestros sueños y objetivos requiere de que pulamos nuestras habilidades de comunicación.

Por ello envidiamos a aquellos que no se ponen nerviosos al hablar, que saben expresar sus ideas sin temor, que se ganan la atención de los demás. Gente que sabe hablar ante los demás se convierte en nuestra envidia, pues sabe comunicar…

¿En qué consiste esa facilidad para comunicarse? En el arte de la interpretación.

Se trata de una habilidad que pocos comprenden, y es que hablar en público es algo más que hablar en público: es actuar lo que se dice, es sentirlo, es dejarse poseer por ello para proyectarlo más allá y hacer que contagie a quienes nos observan y escuchan.

La diferencia entre alguien muerto de los nervios y otra persona que domina a la perfección un mensaje que transmite y inocula en sus espectadores es esa: saber interpretar lo que se dice.

No es un arte con el que se nazca: se desarrolla, se aprende con decenas de errores y fracasos. Pero una vez dominado, no hay barrera hacia los demás que no podrás librar.