Emociones

El peligro de las excusas

Man apologies

Ante lo que deseamos de verdad y nosotros se extiende una barrera que no siempre es sencilla de atravesar: las excusas. ¿Qué es una excusa y por qué decimos que es peligrosa?

La excusas, sea cual sea su uso, son mentiras, pero en este caso en concreto son peligrosas, pues se trata de mentiras que nos decimos a nosotros mismos, y su peligrosidad reside en que se trata de mentiras que tienen una función bien definida: evitar que lleguemos a donde deseamos llegar.

¿Cómo es eso posible? ¿Acaso nos autosaboteamos?

Usa tu intuición para liberarte de las mentiras.

El problema con las excusas son las situaciones en que las ofrecemos: para no hacer algo, para no llegar a un sitio, para no cumplir con una cita, para no pagar una deuda…

La excusa nunca es verdadera: siempre se trata de razones imaginarias o falsas que damos para evitar un conflicto mayor al decir la verdad. Una verdad que, en la mayor parte de las veces, se resume en una frase: “No quiero hacerlo”.

La excusa es un escudo que nos permite evadirnos de la propia responsabilidad, del deber contraído: algo nos impidió hacer esto o lo otro… Lo malo es que ese algo no existe. Lo hemos inventado.

Sin embargo, la excusa no se queda ahí, no se limita a cumplir su función: además nos invade, como un virus: de pronto, la excusa imaginaria se convierte en una razón válida para no hacer las cosas. Nos creemos la mentira que hemos dicho, y la usamos en contra nuestra.

No nos esforzamos en cumplir lo que la excusa nos ha librado de hacer, y nos quedamos en la mediocridad…

¿Has recibido excusas últimamente? Aquí te decimos cómo detectar mentiras.

  • Pingback: Horóscopo del jueves 20 de diciembre | Blog Horóscopos

  • Pingback: Horóscopo lunes 24 de diciembre | Blog Horóscopos

  • Pingback: Horóscopo semanal del 7 al 13 de enero | Blog Horóscopos