Tarot y Videncia

La sabiduría de los Arcanos: El Ermitaño

¿Qué es lo que el Arcano Mayor IX puede enseñarnos sobre el tránsito de la vida? No es poco, y es suficiente para que comprendamos los avatares del autoconocimiento, y de esa senda interminable que es la necesidad de sabiduría. Dejemos que El Ermitaño nos ilumine con su lámpara.

Arcano IX: El Ermitaño

Este Arcano se representa como un hombre (un monje, a veces un eremita) que camina en la noche. Le ilumina una lámpara en lo alto de su báculo. Nos recuerda a la frase de Diógenes, aquel filósofo cínico que salió a los caminos, sin más compañía que su lámpara, para buscar a un hombre justo.

Como Diógenes, El Ermitaño busca la sabiduría en la noche de la ignorancia y la apatía. Es una representación de ese momento en el que descubrimos la estupidez y la mediocridad circundantes, y decidimos alejarnos con nada más que nosotros mismos para encontrarnos, y dar con esa clave que nos hará personas más dignas.

La lámpara en el báculo

El Báculo es un símbolo del conocimiento y de la autoridad que da el conocimiento. Cuando nos buscamos a nosotros mismos, sólo tenemos eso para crecer: lo que sabemos y lo que hemos vivido. Es el soporte de nuestro avance.

La lámpara en lo alto de este báculo es la capacidad de ver más allá, de proyectarnos con el ansia de saber, de ser, de crecer.

¿No estás conforme con lo que eres? Entonces sal a los caminos, nos dice El Ermitaño, y deja que la luz de tu propia hambre de saber te guíe.

Imagen | El Espíritu del Camino