Rituales y Hechizos

El embrujo de la comunicación

Talaria (winged sandals) of Hermes

Hay ocasiones en que nuestra vida y futuro dependen de una llamada… y esa llamada se niega a sonar. No importa los mecanismos que mantengamos abiertos, hay ocasiones en que el teléfono, el móvil, el correo o las redes sociales no se llenan con la ansiada comunicación que nos traiga la paz y la tranquilidad. En eso casos conviene no perder la calma, pues insistir sólo puede hacer que quien deba llamarnos se muestre más renuente… y hasta incline la balanza en contra de la ayuda que necesitamos.

¿Qué hacer en esos casos?

Para cuando esa llamada no nos llega hay una sencilla solución: realizar el embrujo de la comunicación. Un hechizo que desde tiempos arcanos ha servido para “atraer” la ayuda que se necesita, sin que importe el medio a través del cual se hace la invocación: carta, teléfono, mail…

Para realizar este embrujo necesitas un pañuelo de color plateado, una vela del mismo color y laurel: todos ellos elementos asociados a Mercurio, el mensajero de los dioses.

Todo lo que tienes que hacer es apagar el medio que quieres usar (sí, apagarlo) y colocarlo en una cama hecha con el pañuelo y las hojas, e iluminarlo con la vela. Así que apaga ti teléfono, móvil, smartphone u ordenador, y déjalos una noche apagado de esta manera.

Vete a la cama y piensa en esa llamada, en el bien que te haría recibir noticias de esas persona. Y duerme. El resto ocurrirá por sí mismo.

Cuidado con la tecnología: puede acabar con las relaciones.